Subir
Montó Bricolovers
Montó Expresa
Volver

inspiración

¿Quieres una casa limpia de verdad?

El #yomequedoencasa nos ha llevado a explorar nuevos horizontes: más tiempo de convivencia con nuestros seres queridos, cambio de necesidades para sobrellevar el día a día y mucho mucho tiempo para invertir en casa. Seguro que ahora te has fijado en muchísimos detalles que antes pasaban totalmente desapercibidos. ¿Ves en tu salón un color amarillento en las paredes? ¿Te has dado cuenta de que ese no es el color que más te gusta para tu salón? ¿Encuentras tu dormitorio soso? ¿Sabías que para limpiar en profundidad tu casa es importante revisar también las esquinas del techo?

Una de las principales reacciones de los Bricolovers ha sido reordenar la casa, reubicar los muebles, limpiar y ¡a volver a empezar! Todos los días intentamos mantener ciertas rutinas de higiene y limpieza en todos los rincones de nuestras casas, pero ¿de verdad crees que estás limpiando en profundidad? La realidad es que, además de ventilar todas las mañanas, de quitar el polvo superficial de los muebles y de limpiar el suelo, poco más hacemos, ¿verdad?

Cuando nos vamos a vivir a una casa o piso nuevo ¿qué es lo primero que se te ocurre? Normalmente, pintar la casa entera y los techos, pero ¿por qué? En todas las casas se acumulan un sinfín de ácaros, insectos pequeños, larvas, así como la oxidación, humedad que combinados con el humo del tabaco, roces y manchas, e incluso el propio paso del tiempo hacen que el color del techo y paredes se decolore quedando amarillento o grisáceo. Pintando tu casa lograrás higienizar al máximo todas las estancias, además de aportar un estilo personal para decorarla.

Pero esto no queda aquí. Para poder organizar una limipeza a fondo en casa, sea nueva o no, en pleno confinamiento o en ‘la nueva normalidad’, lo primero que te recomendamos es hacer una lista con las tareas imprescindibles (esas que tratas de evitar hacer poniendo excusas los fines de semana). Como la limpieza de los textiles y más todavía en el cambio de estación: edredones, colchas, mantas, cojines, almohadas, cortinas… ¡A la lavadora!

Tras tener controlados los textiles de la casa, pasamos a hacer una revisión intensa a todas las habitaciones de tu casa. Puedes empezar por el recibidor y hacer el recorrido que haces todos los días en casa para ir planificando una ruta de ‘trabajo’. Toma tus pasos diarios dentro de casa para prever también qué efectos te gustaría tener en cada estancia: si tu recibidor es pequeño, no hay nada como unas paredes luminosas; si tu dormitorio es luminoso y exterior, ¡puedes jugártela con un color nuevo! Y así con toda la casa, incluso con tu balcón o terraza.

Porque higienizar hasta las barandillas, es de Bricolover.

 

¿Quieres hacer alguna pregunta? haz click aquí

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información